Teléfono:958 08 41 03
Horario: L-V: 8:00-15:00
comercial@qbconstructora.es


Casas prefabricadas y construcciones industrializadas, pros y contras que debes conocer.

El interés por las viviendas prefabricadas e industrializadas ha aumentado en los últimos tiempos. Te contamos las ventajas y desventajas de ambas alternativas a las obras tradicionales.

Durante los meses de confinamiento la percepción del hogar y nuestra relación con el espacio doméstico ha cambiado, como señalábamos en el post ¿Cómo serán nuestras viviendas después del coronavirus?. Lo cierto es que cerca del 65% de la población urbana ha buscado alternativas de vivienda que se ajusten a sus necesidades.

Así la demanda de casas prefabricadas e industrializadas ha crecido en España entre un 30% y un 60% debido a la pandemia, según apunta la PEP (Plataforma de Edificación Passivahaus).

Este tipo de viviendas son una alternativa más asequible que las viviendas tradicionales. Considerando variables como el tamaño, distribución o materiales y acabados, las casas prefabricadas pueden llegar a ser entre un 22% y un 34% más baratas que las convencionales.

 

Con la industrialización pueden llegar a reducirse los residuos y la huella de carbono en un 70%.

 

El mercado de las casas hechas en fábricas en España

A pesar de tratarse de una tendencia, España está lejos de países como Finlandia, Noruega o Suecia donde más del 45% de las viviendas son prefabricadas; 10% en Alemania y 5% en Reino Unido.

Como apunta Daniel Cuervo, director general de la Asociación del Promotores de Madrid (Asprima), “la producción industrializada de viviendas en España no llega al 1%, son menos de 1.000 al año… Son porcentajes a los que debemos tender si queremos conseguir un sector moderno del siglo XXI”.

El sector trata de animar la construcción en fábrica de viviendas, entre otras cosas para adaptarse a la normativa europea en lo que se refiere a la edificación sostenible.

En este sentido apuntaba recientemente el consejero delegado de Colliers Internatonal Spain, Mikel Echavarren que “las exigencias de eficiencia energética y medioambiental obligarán a desarrollar sistemas de construcción industrializada que minimicen la huella de carbono”. Con la industrialización pueden llegar a reducirse los residuos y la huella de carbono en un 70%.

Diferencias entre casas prefabricadas y construcciones industrializadas.

Las prefabricadas se relacionan con viviendas más eficientes y respetuosas con el medio ambiente. Sin embargo, la PEP asegura que las casas prefabricadas son viviendas modulares más asequibles pero no siempre son más sostenibles. Existen diferencias en relación a las industrializadas.

La vivienda prefabricada se construye íntegramente en una fábrica o taller industrial. Luego se traslada de una pieza o dividida en varias partes a la parcela donde quedará instalada. El terreno será previamente acondicionado con la cimentación o plataforma sobre la que descansará la vivienda.

Por su parte la industrializada se compone de varias partes o módulos fabricados previamente en un taller industrial. Los diversos componentes son transportados y ensamblados en el lugar de la obra. Para instalar la edificación el terreno debe haberse cimentado con anterioridad.

Un ejemplo de este último lo encontramos en el sistema de construcciones de Baupanel. Se trata de viviendas modulares industrializadas, eficientes, y sin límite de diseño o formas. Este tipo de edificaciones son una opción ideal en el sector de la construcción.

En QB Constructora trabajamos con este sistema innovador, rápido y económico que ofrece infinidad de posibilidades de personalización. Además los procesos de ejecución son más asequibles y sostenibles, permitiendo un uso eficiente de la vivienda.

Pros y contras de las casas prefabricadas e industrializadas.

Si estas pensando en una alternativa a la construcción tradicional de una vivienda, te invitamos a conocer algunas de las principales ventajas y desventajas de las prefabricadas y de construcción industrializada.

Eficiencia y sostenibilidad.

La construcción industrializada es claramente más sostenible y eficiente. Esto depende en gran parte de un diseño optimizado que las prefabricadas no permiten por sus propias características.

En relación a las viviendas de alta eficiencia energética, las passivhaus garantizan un consumo integral por medio de energías renovables. Lo que resulta en una casa de consumo "0". Se trata de viviendas eficientes energéticamente, ecológicas y sanas.

Las construcciones industrializadas permiten seguir las pautas del sistema de casas passivhaus, con un alto control de calidad sobre la ejecución de la obra. En este sentido las casas prefabricadas se ven beneficiadas ya que su propio modelo de producción está sujeto a un control que permite reducir la emisión de huellas de carbono.

El equipo de QB Constructora está cualificado y certificado para la construcción de casas pasivas y edificios sostenibles con un consumo energético casi nulo.

Un sistema de construcción industrializado tiene a su favor que necesita un proyecto especialmente realizado para la ubicación donde se ejecuta la obra, y los componentes son fabricados en un entorno controlado con profesionales expertos. La calidad es superior a la de la construcción tradicional a la vez que se facilita el seguimiento de los trabajos.

El diseño y la personalización de la vivienda.

La prefabricada es muy diferente a la tradicional en cuanto a la personalización y diseño de la vivienda. Las casas prefabricadas forman parte de un catálogo de diseños limitados para elegir una opción y a veces no se ajusta a lo que busca el cliente.

Cualquier cambio en el diseño preestablecido lleva consigo un considerable sobrecoste. Son casas económicas y por ello debemos conformarnos con los diseños, materiales, y acabados con los que cuenta el fabricante en el catálogo. Es una vivienda diseñada con anterioridad por lo que tiene en cuenta nuestras necesidades específicas.

En su lugar, para las viviendas industrializadas es necesario un diseño específico que después se divide en diferentes piezas y componentes. Estos se fabrican en una nave industrial. Así cualquier diseño puede ser fabricado con este sistema de edificación industrializada. Sin embargo, al fabricarse en un espacio determinado puede haber limitaciones de tamaño y forma. El arquitecto deberá tenerlo en cuenta en un proyecto personalizado.

Otra ventaja de la personalización que permiten las edificaciones industrializadas son las posibilidades de acabados como la pintura, azulejos, suelos, etc. tantas como las que ofrece el mercado en la actualidad.

Durabilidad y fiabilidad de la vivienda.

La calidad y durabilidad de la casas prefabricada será tan buena como el fabricante establezca en su catálogo. La desventaja de este tipo de casas es que no podemos elegir la calidad, ni el arquitecto que apoye nuestros intereses.

Por otro lado, estas viviendas se construyen en espacios cerrados y totalmente especializados. Los profesionales trabajan en una nave industrial y reproducen las mismas operaciones. Con el control adecuado, los errores en la construcción en relación al proyecto se reducen más que en la construcción tradicional.

Como punto a favor, las viviendas industrializadas requieren de arquitecto que realice el proyecto, adecuándolo a las necesidades del cliente. El proyecto se divide en piezas y elementos que se construyen siguiendo los parámetros establecidos en el proyecto, en un entorno controlado con personal experto.

La parte del montaje en la ubicación prevista es menos compleja. Muchas veces es imposible ensamblar mal las piezas ya que solo encajan de una manera. Esto permite reducir las posibilidades de fallos de calidad en la construcción.

Tanto en las prefabricadas como en las construcciones industrializadas el trabajo se realiza en ambientes protegidos del exterior y acondicionados, donde los operarios desarrollan su trabajo con mayor comodidad. Lo cierto es que el entorno de trabajo influye de manera importante en la calidad final.

Tiempo de ejecución de la obra.

Una de las grandes ventajas de las viviendas hechas en fábrica frente a las edificaciones tradicionales es la reducción de los plazos y tiempos de obra.

Las casas prefabricadas simplifican fácilmente los plazos, de hecho muchas no necesitan licencia urbanística. Y aquellas que si requieren licencia, pueden comenzarse a fabricar en la nave industrial que corresponda, ahorrando tiempo mientras esperamos la documentación.

Al tratarse de viviendas que son modelos de un catálogo, los procesos están optimizados pudiéndose controlar y gestionar de manera muy eficaz los tiempos de construcción. En especial si no hacemos cambios del diseño de la vivienda en catálogo. La construcción de una casa prefabricada de 150m2 puede llevar un mes aproximadamente.

Las casas industrializadas también utilizan sistema de construcción que optimizan en gran medida los tiempos y plazos en relación a las tradicionales. Al disponer del proyecto y solicitar la licencia, muchos elementos de la vivienda pueden comenzar a construirse, sino lo están ya, porque algunas piezas estándar pueden encontrarse almacenadas.

Por otro lado no se requiere seguir un orden tradicional, al estar dividido el proyecto en diversos componentes hay partes de la vivienda que podrán realizarse de manera simultánea.

El montaje final de las piezas en obra no conlleva inconvenientes en cuanto a tiempos, con una buen logística las casas industrializadas pueden ensamblarse en cuestión de días. En el taller todas las piezas para una casa de 150 m² pueden construirse en 2 o 3 meses.

Ahorro económico y precios.

Este junto a la reducción de tiempos, es uno de los aspectos que más interesan a aquellos atraídos por las viviendas prefabricadas e industrializadas, ya que es de suponer un gran ahorro económico.

La construcción tradicional tiene muchas posibilidades de diseño, selección de sistemas y materiales, entre otros. Así que dependiendo de muchos factores el precio de una vivienda de 150 m² puede oscilar entre 700€/m² y 2.000€/m².

En las prefabricadas en cambio todo está previsto y medido de principio a fin, y el precio aparece en el catálogo. Pero conviene informarse ya que a veces no se tiene en cuenta la cimentación, los impuestos o tasas municipales, así como las acometidas de agua y luz. Además debes tener en cuenta que si deseas modificar el diseño de una casa prefabricada el precio se incrementa.

Una vivienda industrializada parte de un proyecto personalizado, separado en módulos y piezas, por lo que el presupuesto está muy ajustado a la cantidad de materiales necesarios y plazos de fábrica. Esto supone un coste de construcción bastante menor con respecto a la construcción tradicional.


En definitiva, teniendo en cuenta los beneficios podríamos tener una preferida, la construcción industrializada: no tiene limitaciones de diseño o forma; permite viviendas altamente eficiente y respetuosas con el medio ambiente; acorta tiempos en la construcción lo que influye en la financiación del proyecto, y se realiza a partir de piezas independientes, con un equipo de profesionales especializado y un mayor control de calidad.

En QB proyectamos tu vivienda sostenible y de alta eficiencia energética garantizando la máxima calidad y optimizando los procesos. Si estás interesados en viviendas de construcción industrializada con sistema baupanel contacta con nosotros.

 

 

¿Estás proyectando la renovación de tu vivienda? QB Constructora cuenta con profesionales especialistas en todas las áreas implicadas en rehabilitación de viviendas y edificios, además disponemos de la tecnología más avanzada. Mira aquí todo lo que podemos hacer por renovar tu casa.

 

 
Artículos relacionados

  • QB Constructora
  • Blog
  • Casas prefabricadas y construcciones industrializadas, pros y contras que debes conocer.

QB CONSTRUCTORA (OI+D)

Los servicios ofrecidos por QB CONSTRUCTORA son integrales, personalizados y únicos. Estamos listos para ayudarte en tu conceptualización, dando forma a tus ideas, aportando nuestra experiencia técnica, diseñando y desarrollando tus proyectos "llave en mano".

CONTACTO

tel: 958 084 103
wap: 663 901 079
e-mail: comercial @ qbconstructora.es
C\Martín Perez de Ayala,3 Bajo
18008 Granada

ver en Google Maps

10 AÑOS REHABILITANDO GRANADA

QB Constructora (Oi+d) Obra integral + Diseño © 2019 Agencia Marketing Online